lunes, 8 de abril de 2013

Concepto e Importancia de la Odontología Legal


Al referirnos a la Odontología Legal, no podemos prescindir de la Medicina Legal, porque ella ha sido quien ha dado a la primera su método deductivo y desde ese punto de apreciación, la definiremos diciendo:

"La odontología legal es la rama de las ciencias médicas, que apartándose de la terapéutica, forma lazo de unión entre la medicina y el derecho".

De igual manera, la Odontología Legal no trata de curar las enfermedades de los dientes y sus anexos; sino que siendo un poderoso auxiliar de la Justicia ayuda a ésta por medio de la identidad de las personas a aclarar su criterio llegado el momento. Y por tal, la definiremos en estos términos:

"Es la ciencia que relaciona la odontología con el derecho, adquiriendo capital importancia en el terreno de la identidad personal".

Según el Profesor Carrea, argentino, la Odontología Legal “ofrece los recursos científicos necesarios para colaborar con la Justicia en una forma práctica y efectiva en los problemas tendientes a la determinación del sexo, la raza, edad, talla de los restos humanos, así como de su antigüedad, etc.

IMPORTANCIA:

La Identificación Dentaria creó la Odontología Legal, porque fueron los dientes los primeros elementos humanos por medio de los cuales el hombre pudo realizar la identidad. Estos elementos identificativos, durante su desarrollo corren paralelos con la edad, desde la séptima semana de la vida intrauterina hasta después de los 25 años, cuando termina la erupción, con la aparición de las cordales (muelas del juicio).

Ningún otro órgano del sistema puede como los dientes ir señalando en forma visible y corroborativa los distintos ciclos de la existencia; estableciendo cuadros o estadíos que brinden al Perito Odontólogo puntos de partida para sus laudos o pericias.

Veamos algunos datos: los dientes brotan por grupos, estableciéndose siempre períodos de descanso; estos períodos son cuatro y de naturaleza distinta:

Corresponde a la vida intrauterina; hasta el término de la primera dentición (3 años); corresponde a la erupción de los dientes permanentes (6 a 22 años); desde los veinte y cinco años hasta la muerte.

Los dientes inferiores brotan primero que los superiores, con excepción de los incisivos laterales y de los caninos; siendo digno de mención, que a los cinco años, el hombre tiene en sus maxilares más dientes que en ninguna otra edad de la vida: VEINTE BROTADOS Y TREINTA Y DOS SIN BROTAR, CONTENIDOS DENTRO DE LOS MAXILARES (52 DIENTES).

Desde el punto de vista identificativo seguiremos estas normas:
  • Entre el 5° y 7° mes después del nacimiento aparecen los incisivos centrales inferiores.
  • Del 7° al 8° los incisivos centrales superiores.
  • 9° y 10° meses, incisivos laterales inferiores.
  • 10 y 12 meses los incisivos laterales superiores.
Es muy importante recordar que la región anterior de los arcos dentarios sirve para determinar la edad en meses durante los DOS PRIMEROS AÑOS; y la región posterior para determinar la edad en años hasta la adolescencia. Así, cuando fuere necesario determinar la edad de una persona, podemos tomar como elementos identificativos los dientes desde los tres años (término de la dentición temporal) hasta los veinte y uno (aparición de las muelas cordales).

Después de los tres años aparece el último saco dentario; este saco se divide dando origen a otros dos, correspondiendo a cada uno de los molares: 1°, 2° y 3°.

Con estos molares corresponderán a la dentición permanente nos servirán de medio para determinar la edad hasta el período adolescente. El brote de estos molares demarca de manera fundamental tres estadíos de la vida humana, porque en primer lugar corresponde al MOLAR DE LOS SEIS AÑOS, indicar en el campo de la Pedagogía el comienzo de la vida escolar.

El segundo molar (12 años) indica aún cuando de manera atenuada, el comienzo o iniciación de la responsabilidad criminal, puesto que ya para esa edad en el hombre insurgen las primeras emociones, dándole la forma a la personalidad ética y social, dentro del orden y la coordinación de las experiencias adquiridas anteriormente.

El tercer molar (muela del juicio o cordal) con su aparición indica la integración plena de la responsabilidad criminal (18 a los 20 años). También para la mujer existe concordancia con la aparición del segundo molar y tercero y los delitos sexuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada